Hola amigas, les traigo una rica torta de zanahoria, y aunque es una receta sencilla, es muy versátil, porque puedes hacer muchas combinaciones y obtener siempre un resultado espectacular. A esta misma receta hice dos variaciones que al final le mostraré los resultados. Les prometo contarles todos mis secretos a la hora de elaborar esta rica torta, manos a la obra.

Infografía que puedes descargar

Ingredientes.

  • Azúcar morena 300 gr
  • Sal 5 gr
  • Aceite 200 ml ó grasa ó mitad grasa y mitad aceite
  • Huevos 200 ml
  • Canela en polvo 10 gr
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Bicarbonato de sodio 5 gr
  • Harina 300 gr
  • Zanahoria rallada 200 (dos zanahorias medianas)
  • Leche 100 gr ó jugo de naranja con su ralladura.
  • Nueces 100 gr.

Preparación.

Luego de hacer nuestro mise en place lo primero que haremos es cernir todos los ingredientes secos (harina, bicarbonato y canela en polvo).

Luego rallar la zanahoria, si tiene un procesador de frutas, hágalo en la máquina. Prefiero usar el procesador porque me ahorra tiempo y me separa el jugo de la zanahoria rallada; por lo general a la zanahoria yo le saco la mitad de su jugo para mezclarlo con jugo de naranja, es decir si de dos zanahoria obtengo una taza de jugo, cuando mezclo nuevamente la zanahoria rallada con su jugo le pongo la mitad de jugo de zanahoria y la mitad de naranja, que logro con esto, bajar la intensidad del sabor de la zanahoria que a veces para algunas personas les resulta muy fuerte, sobre todo para los niños. Si prefiero rallarlo con el rallo manual, no hay problema, después de rallada la zanahoria, exprime el jugo y de lo que obtenga, ponga mitad y mitad jugo de zanahoria y naranja; aunque yo no lo he hecho, me han comentado que la mezcla con vino dulce también es muy buena, si lo hacen por favor coméntemelo, recuerde que con el calor el alcohol se evapora queda el sabor del vino, por eso recomiendo un buen vino. Algo importante que debes saber es que si te gusta ver los hilos de zanahoria en la masa debes rallarla manualmente con un ojo del rallador mediano, porque el procesador te lo desmenuza  bien pequeño, y casi no se ven en la masa.

Después en un tazón pondremos el azúcar morena, sal y la grasa, (como yo hice dos preparaciones a la primera le puse grasa (margarina marva), y la segunda la hice sólo con aceite). A la preparación que lleva grasa la mezcle con batidora, a la que lleva sólo aceite, la mezcle con espátula, si se animan hace la tercera opción que es grasa y aceite, recomiendo mezclar con espátula. Luego cuando están bien integrados estos tres elementos (azúcar, sal y grasa o aceite) comienzo agregar los huevos uno a uno y luego la esencia de vainilla. De aquí en adelante recomiendo sólo usar la espátula para mezclar.

Ahora a esta preparación agregue la zanahoria rallada, y mezcle con la espátula, al final agregue los ingredientes secos alternando con el líquido (en mi caso yo utilice jugo de naranja) y las pasas (si tiene maceradas mucho mejor)y mezcle con movimientos envolventes. Aunque la receta me pedía nueces preferí reemplazarlos con pasas maceradas que era lo que tenía a mano, también puedes ponerle piña picada en cuadritos.

A la masa que le puse grasa, también le cambie el bicarbonato por polvo de hornear en la misma proporción. El resultado fue que la torta que llevo aceite y bicarbonato, se esponjo más , creció un poco más, la que llevo grasa y polvo de hornear no creció tanto y su masa fue menos ligera, cuál fue el motivo, bueno el aceite por su consistencia da más humedad y ligereza a la masa. La torta con grasa en cambio al tratar de cremarla con azúcar morena, no obtenemos el resultado que se obtiene al cremar con azúcar blanca, ya que está es refinada y la morena no. Pero ambos estuvieron deliciosas. Creo que es cuestión de gustos.

El molde debes haberlo preparado con anticipación, (engrasado y enharinado) y viertes el contenido de tu preparación y lo pones al horno precalentado. Temperatura 176°C, tiempo 50 minutos o hasta que un palillo salga seco al meterlo en la masa.

Lo dejas al ambiente por 20 minutos y lo desmoldas, espera que se enfríe para decorarlo.

Aunque la torta que hice no lo decore ya que era para mi familia y ellos lo prefieren sin nada de crema, este tipo de torta se lleva muy bien con la crema de queso, o puedes hacer una miel de naranja para pincelar la torta por encima y decorarlo con nueces picadas, también lo puedes rociar con el líquido del macerado de las pasas o simplemente con un licor de naranja. Si te gusta el chocolate puedes cubrirla con ganache de chocolate. Si es para un regalo puedes hacer zanahorias de masapan para adornar la torta que va cubierto de crema de queso, o simplemente cubrirla con azúcar impalpable. También puedes reemplazar la zanahoria con zapallo, camote, etc. Te dije es muy versátil esta receta. Bueno amiga espero que te animes a hacerlo, hasta la próxima.